La apuesta por el futuro de  los niños Barranquilleros

By - Partners
29.02.20 03:57 PM

Para nadie es un secreto que las tecnologías son nuestro pan de cada día. La 4ta revolución industrial, la expansión de la IoT y la reciente adhesión de Colombia a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), han obligado a cambiar el paradigma educacional, sin salir de lo tradicional, sin embargo eso no es suficiente. Según el estudio económico de la OCDE: "Colombia 2019", refiere que Colombia ha logrado importantes avances económicos y sociales en las últimas dos décadas, pero, para que Colombia crezca de manera sólida e inclusiva requiere contemplar en sus planes el desarrollo de habilidades y la adopción de la innovación como impulso a su productividad.

 

A pesar de todo esto, y que el mundo se mueve a velocidades de Bugatti a 300mph, debo confesar que a penas a estas alturas de mi vida he conocido la metodología STEAM y fue aquí en Barranquilla, me la presentó un preescolar que está preocupado por marcar un hito en su ciudad y poder demostrar con hechos que educando desde los 6 meses de edad, los niños crecerán con una base educativa sólida llena de habilidades para el siglo XXI y con ADN emprendedor e innovador.

 

Para quienes aún no han escuchado ni leído sobre la metodología STEAM, pueden irse conmigo al pasado; y es que sus inicios fueron con el nombre STEM, comenzó a escucharse en los años 90's, la National Science Fundation la introdujo, definió el acrónimo como Science, Technology, Engineering and Mathematics (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), pero, no fue sino hasta inicios del año 2.000 que tomó fuerza en Estados Unidos, al punto que fue incluida en el plan estratégico de la nación. En esos tiempos, a medida que la educación se iba enfrentando a muchos más desafíos se le agrega la A de Arts al acrónimo, pasando de STEM a STEAM. Esta integración de las artes en el marco de las disciplinas científicas contribuyen a complementar el aprendizaje de las mismas junto con el desarrollo de la creatividad y el pensamiento divergente.

 

Algo muy particular que noté en este preescolar, es que definitivamente no son un jardín infantil, son un centro de habilidades! Y es que conjugan su metodología con unos toques esenciales que se requieren afianzar en estos tiempos, como lo son la formación en valores, los deportes y la ecología. Definitivamente el preescolar STEAM es la apuesta por el futuro de los niños de Barranquilla.


Fuentes: 

https://www.oecd-ilibrary.org/economics/estudios-economicos-de-la-oecd-colombia-2019_805f2a79-es

 

https://www.teachmeteamwork.com/files/sanders.istem.ed.ttt.istem.ed.def.pdf


Eusse

Manager